Hemojobs plataforma digital para personas con hemofilia y otras enfermedades similares

Lo que debemos saber sobre hemofilia

personas con hemofilia


Catalogada dentro de las denominadas “enfermedades raras”, la hemofilia es una enfermedad que no se adquiere o se contrae como la gripe.


Tampoco lo hace a través de cualquier otra infección o enfermedad por un accidente traumático. Se trata de una enfermedad hemorrágica hereditaria, ligada al sexo (casi exclusivamente la padecen los hombres y la portan las mujeres), que se caracteriza por la aparición de hemorragias internas y externas que se producen por la deficiencia parcial o total de una proteína coagulante.

Se caracteriza por la falta de un factor de coagulación en la sangre, y si no se realiza un tratamiento adecuado, puede provocarle al paciente artropatías (enfermedades que afectan a las articulaciones) que pueden invalidarle.

Hay dos tipos de hemofilia: hemofilia A y hemofilia B (también conocida como enfermedad de Christmas). Ambas son causadas por la falta parcial o total de una de las proteínas de la sangre (llamadas factores) que controlan las hemorragias. La hemofilia “A” es debida a una deficiencia de Factor VIII, y la hemofilia “B” es causada por una deficiencia de factor IX.

En la actualidad, el tratamiento de la hemofilia se puede llevar a cabo en el propio domicilio. En definitiva, hoy día, en Hemofilia, si el tratamiento es el adecuado y, en especial, si éste es profiláctico, se puede asegurar una muy buena calidad de vida y una casi normalizada esperanza de vida para los pacientes hemofílicos.

© 2014 Cocoa Comunicación. Todos los derechos reservados.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information